Black Sabbath cambió el mundo de la música hace 50 años

El 13 de febrero se cumple medio siglo desde que se escuchó por primera vez un álbum que comenzaba con torrencial lluvia, truenos, una campana siniestra y el denominado “tritono del diablo”.

El 13 de febrero de 1970, las bocinas de cientos de hogares ingleses explotaron con el disco debut y homónimo de Black Sabbath, con el que cuatro chicos de Birmingham, Inglaterra, revolucionaron el mundo de la música.

Hablar de Black Sabbath es hablar de atmósferas oscuras, misterio, controversia y un sonido único: la escalofriante voz de Ozzy Osbourne, los imponentes ritmos de Bill Ward en la batería, la destreza de Geezer Butler en el bajo y, sobre todo, los pesados riffs de guitarra de Tony Iommi, atribuidos en buena parte a un accidente laboral que tuvo años atrás y en el que se cortó una parte de los dedos medio y anular de la mano derecha, la que utiliza para apretar las cuerdas de su instrumento.

En el ya lejano 1970, la escena de rock en Inglaterra continuaba creciendo gracias a figuras como los Rolling Stones, The Kinks, Cream, Led Zeppelin y Deep Purple.

Pero con sus siete tracks, cinco originales y dos covers, Black Sabbath cambió la historia de la música al darle vida a un género que ya había echado raíces, pero que aún estaba por desarrollarse.

El disco alcanzó el octavo lugar de la lista de álbumes más exitosos del momento en el Reino Unido, y aunque la crítica de aquella época no recibió de muy buena manera el trabajo de Black Sabbath, con el paso de los años la banda ha obtenido reconocimiento, ya que este fue el sonido que definió el de miles de bandas, que desató un movimiento que continúa hasta nuestros días y ha desembocado en decenas de nuevos estilos musicales.


23 vistas

Academia de Estudios Musicales SA de CV.

Copilco 374,

Col. Copilco Coyoacán 

México, CDMX

04360

Estudios con reconocimiento internacional a través de la certificación europea ABRSM y Trinity College. Escuela de Música y Audio no esta incorporada a la SEP, sin embargo se encuentra supervisada e inspeccionada por la SEP. Estos estudios no requieren validez oficial en México.